Pablo Moyano, vicepresidente primero de la ITF (Federación Internacional de Trabajadores del Transporte) y secretario adjunto de Camioneros, estuvo en la cumbre del Comité Regional de América Latina y el Caribe.

El vicepresidente de la ITF y participantes mundiales de los trabajadores del transporte se juntaron en Brasil: “Hace aproximadamente un año, cuando en el congreso de Singapur me dieron la responsabilidad de integrar el Comité Ejecutivo, fue un motivo de orgullo para nuestro país y para nuestra actividad”.

“Uno de los compromisos era sumar a los compañeros y organizaciones sindicales que no estaban afiliadas a la ITF. Hemos logrado en este poco tiempo que se hayan acercado los compañeros de la Confederación Nacional de Trabajadores del Transporte de Brasil con el firme compromiso de sumarse a esta gran familia”, añadió Pablo.

Además destacó la inmediata inclusión de la Federación Obrera de los Trabajadores del Transporte del Paraguay a la ITF: “Hace poco hemos estado en la República hermana del Paraguay. Estos congresos son importantes para que los trabajadores que a veces no están convencidos de sumarse a la ITF, viendo los resultados que se están dando, se van a sumar muchísimos compañeros más”.

Moyano habló sobre los objetivos que se cumplieron a lo largo de esta etapa de la ITF: “El primer logro que se realizó con esta comisión directiva fue que a los pocos días de asumir, participó de un congreso en el Vaticano, donde cerca de 200 dirigentes gremiales de distintas actividades hemos podido debatir con empresarios la problemática del transporte y del avance de la tecnología”. En esa cumbre estuvieron presentes empresarios como los presidentes de Fiat, Volvo, Ferrari, entre otros.

En la reunión se llevó a cabo la presentación el proyecto Aguas Negras: “El proyecto va a atravesar desde el Océano Atlántico al Océano Pacífico pasando por Argentina, los camioneros de Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay, donde se van a debatir las condiciones de trabajo”.

“Los gobiernos de derecha lo primero que quieren es demonizar al sindicalismo para atacar los derechos de los trabajadores. Los trabajadores argentinos hemos dado una muestra de dignidad”, sentenció el vicepresidente primero de la ITF.

Pablo Moyano culminó su discurso hablando de las próximas elecciones: “Hace pocos días a través del voto de los trabajadores hemos derrotado a la derecha más recalcitrante que hay en nuestro país, que es el señor Macri. Lo primero que quiso hacer es la reforma laboral para perjudicar a los trabajadores. El 11 de agosto lo hemos derrotado y el 27 de octubre, los trabajadores le vamos a decir nuevamente ‘nunca más’ a la derecha en nuestro país”.