Pablo Moyano, el vicepresidente primero de ITF (Federación Internacional de Trabajadores del Transporte) y Secretario Adjunto de Camioneros, estuvo presente la inauguración de la nueva Central Obrera y Transporte en Asunción, Paraguay. 

Antes del corte de cinta del edificio de la central, la delegación del Sindicato de Camioneros encabezada por Moyano, visitó al viceministro de trabajo Luis Orué. “Venir a otro país y ser recibido por autoridades y escuchar el reconocimiento que hay hacia el trabajo gremial en Argentina, es muy importante”, añadió Pablo.

Juan Domingo Villalba agradeció la presencia de la delegación y declaró: “Desde aquel día que estuvimos en Buenos Aires con Pablo y Hugo, fue un ejemplo para la clase trabajadora de Paraguay. Los compañeros y compañeras estamos muy orgullosos de la participación, la actividad, la posición, el trabajo y la dignidad. Por esa razón usamos la clase trabadora utilizada por Pablo Moyano”.

El dirigente paraguayo demostró el apoyo a la lucha de los trabajadores argentinos: “Quisiéramos estar en octubre para agradecerles y acompañar en la victoria. Y no nos olvidamos, en diciembre también. Esa es la humilde posición que nosotros tenemos”.

Pablo Moyano destacó la importancia de la inauguración de la Central Obrera y Transporte: “Como miembro de la ITF, es un orgullo y una responsabilidad que los trabajadores de Paraguay olvidados a nivel mundial se reincorporen nuevamente a la federación”. Además comentó: “El Mercosur a nivel transporte se había ‘relajado’. No había trabajo y compromiso para unificar los reclamos y hacer frente a los gobiernos que intentan sacar derechos a los trabajadores”.

Para finalizar, Moyano hizo hincapié en la unión de los trabajadores a nivel global: “Hoy se suman los compañeros de Paraguay, en los próximos días se va a sumar una central de trabajadores de Brasil se va a sumar a la ITF y así sucesivamente hablaremos con los compañeros de América del Sur para poder fortalecer al trabajador del transporte