Lanzará una proclama al próximo Gobierno que apuntará a demandar la implementación de un proyecto productivo y no especulativo o financiero, y a rechazar cualquier modalidad de flexibilización laboral, en particular las formas precarias asociadas a las nuevas tecnologías.

Ambito - El sindicalismo opositor que rodea a Hugo Moyano lanzará esta semana una proclama al próximo Gobierno que apuntará a demandar la implementación de un proyecto productivo y no especulativo o financiero, y a rechazar cualquier modalidad de flexibilización laboral, en particular las formas precarias asociadas a las nuevas tecnologías. Será durante un plenario en el gremio de mecánicos Smata, en el que se explorará una suerte de “nuevo ludismo” que, a diferencia del surgido en el siglo XIX con la revolución industrial, no apuntará a destruir maquinarias, sino a impulsar la aplicación de “tecnologías convenientes” para los trabajadores.

Desde mañana a las 10 y hasta entrada la tarde el Frente Sindical por el Modelo Nacional debatirá en varios paneles sobre el modelo económico de Cambiemos y las propuestas del sector gremial, que respalda casi en su totalidad la fórmula de Alberto Fernández y Cristina de Kirchner, para una futura administración. Además de los camioneros y los mecánicos del Smata participarán los gremios que integran la Corriente Federal de Trabajadores (bancarios, gráficos, pilotos, entre otros) y las dos versiones de la CTA.

Según el programa, los dirigentes discutirán bajo ejes como “industria 2030”, “El trabajo en la era digital y la financiarización de la economía”, “Energía y recursos naturales para todos”, “El sistema de salud de los trabajadores y la sociedad”, “Comunicación popular y medios públicos” y “Educación y Formación para un modelo productivo nacional y popular”. El plenario no dejará, como se imaginó en un principio, una medida de acción directa a implementar por parte de los sindicatos opositores sino una suerte de hoja de ruta para el sector frente a las alternativas que plantea el escenario electoral.

Los organizadores le explicaron a este diario que uno de los ejes será tomar distancia de los conceptos “tecnología de avanzada” o “de punta” que suelen guiar los debates sobre el futuro del mercado laboral, para pasar al de “tecnología conveniente” con una mirada humanista de los procesos productivos y no expulsiva de los trabajadores. En esa línea se pondrá en cuestión la proliferación de aplicaciones y las formas laborales precarias que dieron origen.

El debate no estará disociado de la avanzada de la administración de Mauricio Macri contra los sindicatos, que tuvo en Moyano, el bancario Sergio Palazzo y el piloto aeronáutico Pablo Biró a sus principales objetivos. El Frente Sindical nació como iniciativa del camionero para accionar contra el Gobierno por fuera del corset de la CGT e incluso rivalizar por el control de la central obrera el año que viene frente al recambio obligado de autoridades.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lo más leído

  • Week

  • Month

  • All