En el Hotel Castelar de Av. de Mayo 1152 de la Ciudad de Buenos Aires, el Frente Sindical participo del Congreso de la Federación de Aceiteros, donde el Secretario Adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, agradeció la invitación a tan importante evento. 

Durante su participación Moyano se solidarizó por la persecución que llevaron adelante sobre el gremio aceitero, por el solo hecho de realizar un legítimo reclamo en defensa de la fuente laboral, la dignidad y el salario de los trabajadores. 

“Los medios de comunicación dicen para que tantas marchas, para que tantos paros, creo que hemos logrado frenar con una movilización multitudinaria la reforma laboral que iba a traer más perjuicios, mas flexibilización y fue a través de la movilizaciones” manifestó Moyano quien continuó dando detalles de la persecución política que sufre los sindicalistas opositores: “Ahí comenzó el ataque a parte del movimiento obrero por haber rechazo la reforma laboral, lamentablemente algunos compañeros de la CGT ya la tenían acordada con Jorge Triaca” sentenció

Sobre la salida de la Confederación del Trabajo explicó que tanto Omar Plaini de Canillitas, Sánchez de Peaje y Moyano de Camioneros ingresaron con la frente en alto y se fueron de la misma manera: “Los tres fuimos los que no estuvimos de acuerdo con la medidas y nos fuimos porque la rechazamos”.

Las criticas al presupuesto aprobado con acompañamiento de peronistas no tardaron en aparecer: “Nos iban a tener que cortar las manos para votar algo en contra del trabajador y hoy lo ratificamos con este presupuesto que se votó hace algunos días en el Congreso, actual ley que fue acompañada por algunos compañeros que ganan las elecciones cantando la marcha peronista, con los cuadros de Perón y Evita, pero cuando tienen que poner lo que tienen que poner votan en contra de los trabajadores.

Pablo Moyano explicó a los presentes porque se formó el Frente Sindical: “Al no compartir con los compañeros de la CGT hemos conformado el Frente Sindical con más de 170 dirigentes gremiales y sociales, estamos conformando este sindicalismo opositor donde hemos compartido distintas actividades, la que más le dolió al gobierno, a la derecha, a los empresarios fue la movilización a Luján, fuimos a pedirle a la iglesia que interceda ante un gobierno que no escucha, que solamente responde a sus mandantes que son el FMI y los empresarios  que hoy gobiernan nuestro país”.

La multitudinaria movilización a la Basílica de Luján dejo un sabor amargo al gobierno de Cambiemos, donde referentes de 6 religiones coincidieron, frente a casi 1 millón de trabajadores, que Mauricio Macri debe cambiar de manera urgente el modelo económico.

Al finalizar Pablo Moyano marcó los objetivos para el próximo año: “Para el año que viene tenemos 2 objetivos, uno es recuperar una CGT que este en las calles y que esté presente en los conflictos, lamentablemente hoy vemos a algunos compañeros confundidos están tratando de no salir en alguna tapa de Clarín en vez de estar acompañando los reclamos y el otro es la unidad de los trabajadores, los jubilados, organizaciones gremiales y sociales para poder tener una gran PASO y así elegir a una candidata o un candidato a presidente para que el gobierno vuelva a ser peronista y empezar a recuperar todo lo que nos ha sacado este gobierno favoreciendo a los empresarios”.

 

Lo más leído

  • Week

  • Month

  • All