Cada vez más colectiveros le dan la espalda al “Gallego” y se suman al paro de Moyano. Renuncia y sacudón en la comisión directiva.

El paro nacional del 30 de abril y las protestas contra el Impuesto a las Ganancias del 1° de mayo sacudieron las aguas en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y reflejaron el inocultable derrumbe de Roberto Fernández en la conducción.

Con una notable rebelión en las bases, el poder del “Gallego” Fernández sigue en caída libre y, con renuncia de dirigente de por medio, se pega a los gremios ferroviarios para mostar un perfil combativo en una protesta que poco tiene que ver con la actualidad de los colectiveros.

Es que la medida de fuerza del martes convocada por el Frente Sindical de Moyano se le convirtió en una bola de nieve que amenaza con quitarle el deteriorado podería con el que contaba en las bases.

Muchas son las voces de la UTA que afirman que una de las estrategias de Fernández sería montarse al paro moyanista dando vía libre y libertad de acción a las seccionales.

“No le queda alternativa”, confiaron a Mundo Gremial desde el interior del gremio, al confirmar que las seccionales de Santiago del Estado, Chaco, Trelew y Corrientes ya aseguraron la adhesión a la huelga del 30A.

Estas juridiscciones del interior se suman a las más de 50 líneas del conurbano bonaerense, en su mayoría pertenecientes al poderoso Grupo DOTA, que anticiparon en la semana su apoyo a la medida de fuerza de Moyano y compañía.

Con este panorama y el profundo malestar en las bases, Fernández blindó la sede central del sindicato con Gendarmería y se ubicó detrás de las espaldas de Omar Maturano de La Fraternidad en una protesta por Ganancias, que no responde a las problemáticas de la mayoría de los choferes de colectivos.

Según fuentes consultadas por Mundo Gremial, sólo el 5% de los colectiveros está alcanzado por el impuesto a las Ganancias, situación que tira abajo el argumento del “Gallego” para sumarse a las protestas de la CATT del Día del Trabajador.

Así, su apoyo a la medida contra Ganancias no tiene justificativo y algunos afirman que podría estar en cierta complicidad con los empresarios que saldrían beneficiados con ahorrarse el pago de un jornal doble por ser feriado, frente a una fuerte merma en el movimiento en los servicios de transporte.

A esta situación se suma a una noticia que conmovió a todo el sindicato: un miembro importante de comisión directiva presentó su renuncia, pero a pesar de ser rechazada por Fernández, se podría efectivizar los próximos días.

Se vislumbran horas complicadas para el “Gallego” en la UTA.

Lo más leído

  • Week

  • Month

  • All