El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue recibido por Pablo Moyano en la sede del Sindicato de Camioneros, junto a distintos gremios que componen el Frente Sindical, a quien se le brindó total apoyo en el proceso de exhilio que padece desde hace unos meses.

Durante la reunión, Evo contó las atrocidades que vive el pueblo boliviano a causa de los ataques de grupos paramilitares y motoqueros que violan los derechos de los ciudadanos.

Además se charló sobre las
medidas desestabilizadoras que toma el Gobierno golpista de Añez, que "Genera inestabilidad en la economía y perjudica el autoabastecimiento de alimentos con la liberación de exportaciones", explicó Morales.

Los dirigentes sindicales expresaron su apoyo y confirmaron la asistencia al acto que se realizará el próximo 22 de enero en el estadio del Club Deportivo Español.

Lo más leído