El dirigente camionero Pablo Moyano se pronunció contra la flexibilzación laboral en su sector y advirtió que el tarifazo "cerró la grieta entre las clases sociales" en advertencia al Gobierno.

Ante la consulta de BAE Negocios, el también referente del Frente Sindical (FS), donde convergen la Corriente Federal (CFT) que lideran Sergio Palazzo (Bancarios), Horacio Ghilini (Sadop) y Héctor Amichetti (Gráficos), las CTA y movimientos sociales, el dirigente consideró que el capítulo de intento de flexibilización quedó en claro al presentarse la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) ante la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros. Según explicó Moyano la intención empresaria "vulnerar" lo consagrado en el convenio 40/89, "exigen modificar puntos que afectarían fuertemente al poder adquisitivo y los derechos de los trabajadores". Agregó que resignar derechos de los trabajadores "es inaceptable" luego de que el Gobierno avanzara en modificar normas y legislación laboral como ya lo hicieron en los convenios de petroleros e impulsó en textiles.

"Consideramos disparatado el pedido de la cámara empresaria y Camioneros lo rechazó de plano", dijo Moyano. En el mismo tono "invitó" a los empresarios a buscar otros caminos para resolver sus problemas y no dudó en considerar que "deberían pedirle al Gobierno que les baje el combustible, los peajes, el seguro, porque nosotros no vamos a entregar un solo derecho adquirido, que no se atrevan a tocar un sola conquista o nos encontraran en la calle con toda la fuerza de los trabajadores. Respondemos a ese mandato, lo dejamos en claro en cada discusión por beneficios salariales o cualquier otro tipo de derechos de los trabajadores que representamos".

Luis Autalan - BAE Negocios