La cantidad de puestos de trabajo registrados bajó en julio 0,9% respecto de igual mes de 2018, al sumar una caída de 106.400 empleos, aunque frente a junio pasado la variación resultó neutra, informó hoy el Ministerio de Producción y Trabajo.

La cantidad de puestos de trabajo registrados bajó en julio 0,9% respecto de igual mes de 2018, al sumar una caída de 106.400 empleos, aunque frente a junio pasado la variación resultó neutra, informó hoy el Ministerio de Producción y Trabajo.
En tanto, en agosto el empleo registrado del sector privado en los principales aglomerados del país marcó una merma de 2,5% interanual, en un contexto en el que la totalidad de las grandes ciudades presentaron variaciones negativas con excepción del Gran Mar del Plata, que marcó una mejora de 2,3%.
Los nuevos datos fueron presentados esta tarde a la prensa por la directora de Análisis y Estadística Productiva de la cartera laboral, María Belén Rubio, y por el subsecretario de Desarrollo, Bernardo Díaz de Astarloa.
“Desde diciembre vemos un contexto de estabilidad en el total de trabajadores registrados”, dijo Díaz de Astarloa, al poner de manifiesto la variación neutra registrada en julio respecto de junio en el total de puestos de trabajo registrados.
El funcionario puso como ejemplo de esto último que en diciembre pasado la cantidad de trabajadores registrados fue de 12.213.000 empleos, mientras que en julio se ubicó en 12.107.000 puestos, con una caída de 0,87% entre una punta y otra.
Si bien en la medición interanual la pérdida de puestos de trabajo sigue siendo importante, en los últimos meses comenzó a registrase una disminución sostenida, ya que en mayo pasado la baja superó los 200.000 puestos respecto a doce meses atrás y en julio ese número se ubicó en 106.400 empleos.
En base a los últimos indicadores informados por el Indec sobre el desempeño de los distintos sectores, en la cartera laboral reconocen que en agosto los puestos de trabajo registrados podrían volver a caer con más fuerza que en julio, como consecuencia de la crisis económica financiera desatada tras las PASO.
En lo que respecta a los asalariados registrados del sector privado, en julio se contabilizaron un total de 6.083.900 puestos de trabajo, con una reducción de 131.200 empleos (2,1%) respecto a igual mes de 2018.
En la comparación interanual, el empleo privado aumentó en seis de las 24 provincias del país y en cinco de los 14 sectores productivos que releva la medición del Ministerio de Producción y Trabajo.
Las provincias con subas interanuales fueron Neuquén (5,5%), Santa Cruz (1,6%), Salta (1,1%), Chubut (0,9%), Corrientes (0,4%) y Jujuy (0,1%). 
Por el contrario, las mayores caídas se verificaron en Tierra del Fuego (10,5%), Catamarca (7,4%), Formosa (5,6%) y Santiago del Estero (5,3%).
Por sectores productivos, el mayor crecimiento se dio en Explotación de Minas y Canteras (5,5%), Pesca (5,4%), Agricultura, ganadería y silvicultura (2%) y Enseñanza (1%). 
En tanto las principales caídas se dieron en la Industria manufacturera (4,7%), Comercio (3,8%) y Transporte, almacenaje y comunicaciones (3,3%).
Otro de los relevamientos informados, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que en agosto mostró un retroceso de 2,5% en la cantidad de puestos de trabajo registrados en el total de los principales aglomerados urbanos, puso de manifiesto que durante el octavo mes del corriente año la tasa de entrada (generación de nuevos puestos) fue de 1,7%, mientras que la de salida (pérdida de puestos) se ubicó dos décimas por encima, 1,9%.
En agosto, todas las ramas de actividad mostraron variaciones anuales negativas, con excepción de servicios comunales, sociales y personales, que subió 0,7% respecto a igual mes de 2018.