La Asociación Bancaria (AB) exigió nuevamente hoy al Congreso Nacional que revise de forma urgente "las resoluciones que abren las puertas a un sistema financiero abierto, con los graves riesgos que ello acarrea", y reclamó que "suspenda" hasta que ello ocurra todas "las habilitaciones a las plataformas para impedir que realicen esas operaciones".

Los secretarios general y de Prensa del sindicato, Sergio Palazzo y Eduardo Berrozpe, señalaron en un comunicado de prensa que "un sistema financiero abierto y sin normas, como en especial ocurre desde el inicio de la desregulación hacia fines de 2015, implica graves riesgos para la economía nacional y los usuarios", y explicaron que esa desregulación "se potencia por la dinámica de la innovación tecnológica, la digitalización, los sistemas de inteligencia artificial avanzados, las bases de datos y la falta de control".

"Entidades o plataformas no están bajo control del Banco Central (BCRA) o, de estarlo, es un esquema muy liberalizado. Entre ellas figuran grandes tiendas, cadenas de supermercados o plataformas virtuales digitales como Mercado Libre/Mercado Pago, a las que se les asignó el pago a jubilados y beneficiarios de las AUH", afirmó el documento.

Para el sindicato, esas plataformas "comerciales" virtuales se dedican en especial a la actividad financiera y son "un auténtico agujero negro para la evasión tributaria, el lavado de dinero, fraudes y la afectación de la seguridad física y el patrimonio de las personas, ya que exponen innumerables datos acerca de sus hábitos y movimientos diarios".

"También imponen mayores costos financieros a sus usuarios, y se expanden por irresponsables exenciones tributarias y de contribuciones a la seguridad social, del 50 por ciento del impuesto a las ganancias y de los fraudes laborales, que incluyen el desconocimiento como bancarios del personal de las operaciones financieras", señaló.

Los dirigentes indicaron que van "en detrimento del Banco de la Nación Argentina (BNA) y de la banca pública, que también desarrolla un sistema digitalizado de pagos (billetera electrónica), y le sustrae dinero a los trabajadores, que debiera administrar para promover el empleo argentino", a la vez que añadieron que esas plataformas son "la vía de ingreso y financiación de bienes y servicios de otros países en detrimento de la producción local".

ÚLTIMAS NOTICIAS