Los trabajadores ferroviarios de la Línea Sarmiento paralizarán las tareas durante 24 horas desde esta medianoche y se concentrarán a partir de la 0 en Castelar en rechazo de "la muerte de un operario que cumplía allí sus tareas" y en demanda de "seguridad".

Lo confirmaron esta tarde a Télam el secretario general de esa seccional ferroviaria, Rubén Sobrero, y los responsables del área de Prensa de la filial, quienes explicaron que el trabajador Sebastián Carranza murió anoche en Castelar luego de caerse de un techo mientras cumplía "sus tareas habituales y normales" en la Línea Sarmiento.

"La caída de Carranza obedeció de forma estricta y única a la ausencia de seguridad. Falleció poco después. La empresa es responsable absoluta y, la seccional gremial, exige la aparición de los culpables de este absurdo deceso", indicaron los voceros sindicales.

La huelga de 24 horas afectará a millares de usuarios que, a diario, utilizan esa línea para trasladarse desde Plaza Miserere (Once) hasta la localidad bonaerense de Moreno y desde los ramales que se extienden desde Moreno a Mercedes y desde Merlo a Lobos.

Además, los trabajadores y el cuerpo de delegados del Sarmiento se concentrarán desde esta medianoche en Castelar, en vigilia permanente, para exigir "inmediata justicia".

Un comunicado de prensa firmado por los delegados, la Comisión de Reclamos y la conducción de la seccional Gran Buenos Aires Oeste de la Línea Sarmiento, que encabeza Sobrero, aseveró que la muerte de Carranza fue "un crimen laboral por negligencia", y responsabilizó por el fallecimiento a "los gerentes de la empresa".

Los dirigentes explicaron que el trabajador "se quedó anoche haciendo algunas horas extra, colocando cámaras de seguridad en Castelar, sin lingas ni arnés, todo lo cual -como ocurre siempre- viola las obligaciones estipuladas en la Ley de Seguridad e Higiene".

Carranza, operario del área de Telecomunicaciones del Sarmiento, tenía 30 años y una hija de un año y murió como consecuencia de una caída al ceder un techo de la estación.

A pesar de que sus compañeros de tareas lo trasladaron de inmediato a la sede de los bomberos de la localidad bonaerense de Morón, falleció a las 23 de anoche por esa caída.

"A cada reclamo gremial por seguridad, la gestión empresaria contesta con sanciones y recortes de personal y de las horas de atención del servicio médico, que no existe el domingo. Esta otra muerte era absolutamente evitable y fue consecuencia de la desidia y negligencia a partir de la ausencia de seguridad y de controles de la empresa", dijeron.

La seccional Gran Buenos Aires Oeste denunció también que a diario ocurren en la Línea Sarmiento "problemas técnicos" y que continúa "la ausencia de inversión en seguridad, en el sistema de señalamiento y en las vías, que se profundizaron en las últimas semanas".

Lo más leído

  • Week

  • Month

  • All