La empresa Canale, tras 43 años de trayectoria en el mercado, cerró sus puertas dejando a muchos trabajadores sin sustento. Sigue la ola de despidos. Ya el año pasado muchas empresas cerraron sus puertas dejando en la calle a muchas familias.

En el programa Mañana Sylvestre, invitaron a un trabajador de la empresa, Nicolás Macchi, al cual le hicieron variopintas preguntas. Según Macchi, la empresa no cierra por falta de competencia ni demanda. “Los dueños hicieron un proceso similar al de Cresta Roja, en el cual los gobiernos les han dado subsidios o créditos y se han quedado con la plata dejando un tendal de deudas. Trabajaron con la plata del Estado y de los trabajadores”, aseveró.

Nicolás Macchi es oriundo de Llavallol, y de acuerdo a su testimonio la quiebra no ha sido decretada todavía: “Estamos esperando que decreten la quiebra allá y mientras tanto conformamos una cooperativa acá para presentarnos en el juzgado y poder seguir trabajando en la fábrica”. También hizo un descargo sobre la situación de las indemnizaciones: “No nos pagaron ningún tipo de indemnización, nos echaron con tres meses de sueldo adeudado y ya van seis meses sin haber cobrado un sueldo. Somos 86 personas acá, y en Mendoza quedaron alrededor de 500 personas en la calle”.

Un tema, de los tantos que fueron abordados, fue el de los tarifazos. Luego de quedarse en la calle: “Al supermercado prácticamente no voy. Tenemos bolsas de mercadería que nos han ido donando y comemos de ahí. Para muchos somos un número y no les importa un carajo qué nos pasa”, manifestó.

La ola de empresas que cierran cada vez va en aumento, muchas personas quedan sin trabajo en una economía en la que la inflación no da tregua, los tarifazos tampoco ayudan en la subsistencia de las familias. Desde este viernes, la luz aumenta un 26% en Capital y GBA, dejando menos margen de consumo para los trabajadores y asalariados.

Fuente: El Intransigente

Lo más leído