La carrera por la gobernación bonaerense dentro del PJ bonaerense entró ayer en una nueva fase en el momento en que el dirigente camionero Pablo Moyano expresara su deseo de que el próximo candidato provincial sea un representante del movimiento obrero elegido por consenso.

"A mi me gustaría que el candidato a gobernador por el peronismo fuera un dirigente gremial, pero lo importante es que el candidato surja por consenso y salga a trabajar barrio por barrio, distrito por distrito, para llevar el proyecto del peronismo a la gente", señaló Moyano, quien se esperanzó en que el próximo candidato lleve adelante un proyecto que empiece "a recuperar las condiciones básicas que tienen que tener los bonaerenses, como educación, salud, trabajo, y mejores condiciones en los barrios".

De esa manera, el sindicalista hizo oír su deseo para que el candidato de su partido que decida darle la pelea a la la gobernadora María Eugenia Vidal, surja de las entrañas del gremialismo, contraponiéndose a lo expresado por el intendente de Esteban Echeverría y titular del PJ provincial, Fernando Gray y a su par Gabriel Katopodis (San Martín), quienes tras el encuentro realizado por ese espacio el sábado último en la ciudad balnearia de Santa Teresita, se expresaron a favor de que quien se siente en el sillón de Dardo Rocha sea uno de los suyos.

Gray fue el primero en querer llevar agua para el molino de los alcaldes al mostrarse esperanzado en que "un intendente o intendenta sea el próximo gobernador de la Provincia", mensaje con el que además buscó desalentar la postulación del ex ministro de Economía Axel Kicillof.

"Reconocemos a los intendentes como gestores, por eso creemos que los intendentes serían los mejores candidatos a ser gobernadores", afirmó el hombre de Esteban Echeverría. A la voz de Gray se sumó la de Katopodis, quien sin medias tintas dijo que le encantaría que quien reemplace a Vidal sea uno de sus pares: "Insaurralde, Magario o Paco Durañona como candidatos en Provincia nos representarían muy bien", evaluó.

"Máximo sería una decisión correcta para encabezar la lista de candidatos de diputados en la provincia de Buenos Aires", agregó el alcalde de San Martín sumándose de esa manera a Gray, quien alentó al camporista, aunque aclaró que eso es algo que "tendrá que decidirse entre los dirigentes del partido", debido a que "hay otras opciones que también serían correctas".

Otro de los aspirantes a la candidatura a gobernador bonaerense es "Paco" Durañona, quien se diferenció de sus pares al sostener que no necesariamente el adversario de Cambiemos debe salir del grupo de intendentes, aunque sí acotó que debería haber uno en la fórmula. "Creo que tiene que haber un intendente en la fórmula", dijo en declaraciones radiales, al ser consultado sobre la postura que tienen muchos de sus pares.

El jefe comunal de San Antonio de Areco consideró "razonable" que quienes tengan pretensiones de competir se expresen, pero después hay que "congeniar esto con la estrategia que elabora Cristina", cuya opinión será clave, "y los tiempos que maneja también".

La lista de los peronistas dispuestos a pelear la gobernación incluye también al ex Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, a la ex ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires, Silvina Batakis y al ex Ministro de Desarrollo Social durante la gobernación de Daniel Scioli, Daniel Arroyo, entre otros.

Horacio Aranda Gamboa - BAE Negocios