El Gobierno se encuentra analizando en esta parte final del año algunas “movidas” que se podrían concretar en los próximos días con el objetivo de generar más certidumbre en los mercados externos y de esa manera procurar una baja paulatina en la tasa de riesgo país, la cual se catapultó en los últimos días superando los 800 puntos básicos y que implicó, entre otras cosas, “suspender” el plan de infraestructura a través del programa de participación público privada (PPP), además de sembrar dudas por la estabilidad cambiaria en el mediano plazo, pese a que por ahora convive con un dólar quieto.

Tanto fuentes del gabinete económico como del propio mercado local coincidieron en señalar que los integrantes del gabinete que comanda el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, están analizando conformar un esquema de garantías para los bonos con vencimientos en 2020 y 2021. Para ello, se está trabajando con el Fondo Monetario Internacional (FMI), teniendo en cuenta que además del desembolso de esta semana del acuerdo en marcha, en los próximos días dará a conocer un diagrama de las colocaciones en pesos que acordó con el Gobierno argentino.

Se presume que allí podría haber algunas especificaciones más acerca de los vencimientos de los bonos que tienen una prima de riesgo superior a los 800 puntos.

“El piso de la recesión fue entre agosto y septiembre. A partir de octubre comenzaron a mejorar bastante algunos números importantes como la situación fiscal, la balanza comercial, la balanza de pagos y el movimiento turístico”, puntualizó el funcionario.

En Hacienda aseguran que la tasa de riesgo de la Lete de 2019 es de 130 puntos básicos, pero ya para los títulos con vencimientos en 2020 supera los 800 puntos debido a la gran incertidumbre política que generan las próximas elecciones.

“Sin dudas que ese nivel de prima de riesgo está directamente ligado a lo que pase en las elecciones del próximo año. En el exterior saben que el peligro de que vuelva el populismo es sinónimo de que Argentina regrese al default y por eso el riesgo país fue creciendo sustancialmente en estos últimos dos meses”, puntualizó el mismo funcionario.

No obstante, según comentaron en Hacienda, se considera que en la medida en que se empiecen a conocer las cifras más positivas que vendrán a partir de enero, los mercados podrían variar lentamente su opinión sobre el riesgo argentino.