La profundización de la recesión en que sumieron a la economía argentina las políticas del gobierno de Mauricio Macri está comenzando ya no a sentirse sólo en el nivel del consumo sino también en el índice de desempleo.

La brasileña Paquetá anunció que cerrará su planta en Chivilcoy y dejará en la calle a sus 650 trabajadores. Se trata de la principal empleadora privada y responsable del sustento del 3,5% de la población de esa localidad bonaerense.

El impacto social y económico que generaría su cierre en Chivilcoy preocupa a las autoridades del gobierno nacional que, a diferencia de lo que siempre pregonaron desde la Casa Rosada, esta vez ya se involucraron de manera directa en la crisis para intentar encontrarle una salida.

La decisión de cerrar fue tomada el pasado fin de semana porque, según consignó el diario local Valor, "a pesar de un buen desempeño a lo largo de los años en que Paquetá estuvo en Argentina (desde 2006), la compañía no conquistó nuevos clientes" por la situación económica del país. La planta fabricaba 700 mil pares de zapatillas para Adidas al año, destinados al mercado local.

Sebastián García de Luca, viceministro del Interior y oriundo de Chivilcoy se puso al frente de las negociaciones para intentar evitar una crisis mayor. "Estamos teniendo varias reuniones con Paquetá, Adidas y el ministerio de la Producción (de donde depende la secretaría de Trabajo) para que se pueda generar la continuidad de la producción. No hay ninguna definición sobre los 650 empleados, más allá de que se abrieron retiros voluntarios", aseguró García de Luca.

El lunes hubo una marcha en Chivilcoy en reclamo por los puestos de trabajo, en la que también participaron la CGT y la CTA. También se llevó a cabo una reunión en Trabajo.

Fuente: Minuto Uno - www.minutouno.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lo más leído

  • Week

  • Month

  • All