Los conflictos en el transporte tendrán este año el sello de la familia Moyano. Ayer hubo una señal en ese sentido con el apoyo de Pablo Moyano, hijo y lugarteniente de Hugo en el gremio de Camioneros, a la puja que mantiene el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) con la Federación de Empresas Navieras (FENA) y que desde el fin de semana mantiene en gran parte paralizada la actividad mercante. La clave de la intervención es el cargo que desde el año pasado ocupa el dirigente como vicepresidente primero de la organización internacional de sindicatos del transporte (ITF) que, según su entorno, le permitirá involucrarse en disputas en la actividad por encima incluso de la CGT.

Lo más leído

  • Week

  • Month

  • All