PABLO MOYANO: " NO SE HABLA EN LA CGT DE UN PARO GENERAL"

PABLO MOYANO: " NO SE HABLA EN LA CGT DE UN PARO GENERAL"

"Hoy se piensa más en una gran movilización de la CGT a los sectores que generan la inflación que un paro general", dijo el líder del sindicato de Camioneros.

Pablo Moyano, secretario general adjunto de Camioneros, adelantó que "no se habla en la CGT de un paro general". Así descartó una medida de fuerza aunque advirtió que podría haber una movilización contra los empresarios que generan la inflación.

En diálogo con Habrá Consecuencias por El Destape Radio, enfatizó: "En la CGT se está analizando una gran movilización para reclamar la baja de inflación a los grandes generadores. No se descarta movilizar a un lugar simbólico del empresariado argentino". Y dijo: "Hoy no se habla en la CGT de un paro general. Hoy se piensa más en una gran movilización de la CGT a los sectores que generan la inflación que un paro general. El debate que se está dando no le hace bien al Gobierno". 

Además, habló sobre la interna en el Frente de Todos: "Cristina y Alberto son las dos máximas autoridades del país. Tendrían que sentarse, sincerarse, decirse lo que se tengan que decir, y de ahí bajar línea. Se vienen meses cruciales. Tenemos la derecha a la vuelta de la esquina y no queremos volver a esos 4 años nefastos que vivió el pueblo Argentino".

Por otro lado se refirió a la prisión domiciliaria de dos trabajadores camioneros. "No fue un bloqueo, fue un paro legitimo por un pseudoempresario que tenía trabajadores en negro. Esto es un verso del macrismo con sus fiscales, que cada vez que hacemos un reclamo sindical dice que es una extorsión", dijo. 

"No solamente la Gestapo se utilizó para perseguir dirigentes en La Plata sino en toda la provincia de Buenos Aires. Hoy continúan células de agentes de inteligencia que responden al macrismo. El procurador Conte Grand, que responde a Vidal, tiene fiscales por toda la provincia. Cuando hicieron el tractorazo cortaron rutas pero ni Clarin, ni La Nación ni Bullrich ni Macri dijeron nada. Es todo una campaña de la derecha para asustarnos no solo a nosotros sino a todos los dirigentes gremiales", se explayó Moyano. Además, agregó: "Es todo una campaña de la derecha queriendo asustar, no a nosotros si no también a dirigentes sindicales para prohibir el derecho a huelga. Si vuelven no va a haber más derecho a huelga. En San Nicolás fuimos espiados. Cuando sale el cruce de llamados del empresario con un empleado infiel donde se cruzaban datos". Repasó el sindicalista que "hemos tenido más de 30 allanamientos en el macrismo y nunca encontraron nada. Los compañeros ya están en su casa".

Sobre la alza de precios, apuntó: "La inflación alta preocupa. Vemos la falta de solidaridad del empresariado argentino. El gran empresariado tiene una voracidad de ganar
Cuando todos estamos haciendo un gran esfuerzo para sacar el país adelante ellos siguen remarcando. Hay un crecimiento importante de la economía. No se ve reflejado por la inflación. El mal de todo es la inflación y lamentablemente el Gobierno no le encuentra un freno".

Criticó al gobierno y también a los empresarios: "Por supuesto (el gobierno debería ser más duro). El gobierno tiene que ser más duro con los empresarios. Falta fortaleza. Sentarlos y decirles que ya está, que ya ganaron mucho. Guzmán nos dice que va a bajar la inflación pero peleamos paritarias y bonos pero nos los come la inflación. En la pandemia los empresarios ganaron y hoy cuando se les pide un esfuerzo nada. Hoy de 6 millones que están registrados solo 2 millones cobran asignaciones familiares. Hay una discriminación al resto. Le estamos pidiendo al Presidente, la ANSES y los diputados que saquen por ley que la totalidad de los trabajadores cobren la asignación familiar por hijos". Y cerró: "Le pedimos a Alberto, a Massa y Raverta para que los 6 millones de trabajadores registrados cobren la asignación familiar. Sino es discriminatorio. El dinero de las asignaciones familiares va para el consumo, no se la llevan afuera".

Los piqueteros presionan

Envalentonada por la marcha que contó con la presencia de 150 mil personas, la Unidad Piquetera le mete presión a la Confederación General del Trabajo (CGT) para que tome medidas de fuerza próximamente frente a una inflación en alza que disminuye el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores. 

Desde el colectivo piquetero confirmaron a El Destape que sus dirigentes debatirán este jueves para avanzar en pedirle formalmente una reunión a la cúpula de la CGT y llevar una serie de reclamos. Entre ellos, hacer un paro nacional y una masiva movilización.

En diálogo con El Destape, Unidad Piquetera presionó: "Nosotros no queremos una CGT que proteja a un gobierno ajustador y acompañe al FMI. Por eso vamos a avanzar para reunirnos con ellos y con la CTA para ir hacia un paro nacional de los trabajadores en todo el país".