Guillermo Pereyra Salió en defensa de Hugo Moyano y aseguró que existió un funcionamiento organizado que lo adjudicó al “poder político”

Guillermo Pereyra Salió en defensa de Hugo Moyano y aseguró que existió un funcionamiento organizado que lo adjudicó al “poder político”

rionegro- Desde el Ministerio Público Fiscal desmintieron algún proceso al respecto. También dijo que un funcionario de Macri le anticipó un allanamiento tras una investigación de Río Negro. Acusó al diario de espionaje.

El secretario general del sindicato Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, se presentó como una víctima de las prácticas de espionaje ilegal que se le adjudican a funcionarios de la gestión de Mauricio Macri, e incluyó en esa trama al periodista de Río Negro, Ítalo Pisani. Aseguró que se presentará como querellante en la causa que lleva adelante el juez Rodolfo Canicoba Corral al señalar que uno de los involucrados, el sospechado Marcelo D’Alessio, tuvo en su haber una carpeta con información suya, por lo que buscará acceder al expediente del proceso.

Sin embargo, sus declaraciones periodísticas dejaron definiciones más inquietantes para la región.

Señaló que un fiscal de la provincia “recibió la orden”, de la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, para procesarlo. También que fue advertido, por “un alto funcionario nacional”, de que allanarían la sede del sindicato por la causa de la triangulación, iniciada tras una investigación de Río Negro, en la que luego fue absuelto por pedido del fiscal del caso, Pablo Vignaroli.

Consultado por los medios en los que se entrevistó si podía dar el nombre del fiscal, prefirió no avanzar pero aseguró que “está siendo investigado”. Sobre el funcionario judicial en cuestión dijo que “en un viaje que realizó al exterior se entrevistó con (la exministra de Seguridad) Patricia Bullrich donde recibió órdenes para procesarme. Después vino el allanamiento donde se llevaron todo computadoras y las tuvieron casi un año y medio”.

Desde el Ministerio Público Fiscal de Neuquén, que conduce José Gerez, aseguraron a este medio: “no tenemos conocimiento en el organismo de que haya algún fiscal de la provincia bajo investigación por ninguna cuestión”. Además destacaron la “autonomía” del organismo y devolvieron las gentilezas: “el ciudadano que tenga dudas sobre el accionar de algún fiscal o cualquier otro/a integrante del organismo, puede denunciarlo en el Ministerio Público Fiscal”.

La última causa en la que fue sobreseído, sobre triangulación del pago de servicios para sostener los salarios de la cúpula gremial, agregó un nuevo elemento a raíz de las declaraciones de Pereyra. Al asegurar que fue advertido por un exfuncionario macrista, al que mencionó como “amigo”, sobre el allanamiento con el que se buscó recopilar evidencia, el tema sumó dudas a a las conclusiones del fiscal Vignaroli.

“Me llamó un alto funcionario del Estado nacional, porque tenemos amistad, y me dijo: “Guille, la semana que viene tenés visitas y cortó”. Gracias, le dije y me di cuenta que venía el allanamiento”, indicó. Cuando se le preguntó si se trataba de un exministro sentenció: “Puede ser”.

Pereyra se mostró ofuscado por el accionar que se investiga sobre la pasada gestión nacional y no ahorró detalles para dejar en claro sus diferencias con Macri y remarcar que “nunca fui macrista”, aunque reconoció que llegó a tener una buena relación.

Entre los nombres que mencionó, y que están vinculados a la causa que investiga Canicoba Corral, incluyó además de Macri y Bullrich, a la legisladora “Lilita” Carrió. Salió en defensa de Hugo Moyano y aseguró que existió un funcionamiento organizado que lo adjudicó al “poder político”. Así también se mostró alineado, como ya lo hizo su partido, el MPN, con el gobierno de turno, apoyando el avance de causas contra la exadministración nacional.