Marcelo Aparicio: “No podemos exigirles a las empresas más de lo que hacen”

Marcelo Aparicio: “No podemos exigirles a las empresas más de lo que hacen”

INFOBAE- Lo dijo Marcelo Aparicio, secretario gremial de la organización que lideran los Moyano, tras negar que reclamen un bono en la rama de Aguas y Gaseosas. Destacó que deberán cobrar este mes el 10% de aumento que se había acordado en las paritarias

El secretario gremial del Sindicato de Camioneros, Marcelo Aparicio, destacó que en su actividad “están prácticamente todos los trabajadores cumpliendo sus tareas”, aunque negó que el gremio que lidera Hugo Moyano tenga previsto pedir gratificaciones por desempeñarse durante la cuarentena obligatoria.

“No es momento de pedir nada -dijo a Infobae-. Logramos un buen acuerdo paritario y un bono que todavía están cobrando los trabajadores. Somos conscientes de la situación en que estamos, sabemos que hay gente que no puede cobrar o no puede trabajar, que hay empresas que pagan todos los sueldos aunque algunos no estén trabajando o tengan problemas de salud. No podemos exigirles (a las empresas) más de lo que hacen. Cuando tenemos que pedir salario, somos los primeros que no nos dejamos atropellar, pero en este momento tenemos que hacer un aporte los que podamos hacerlo".

Aparicio descartó así una versión que circuló ayer y que consignaba que el sindicato de los Moyano había reclamado un bono para los trabajadores de la rama de Aguas, Aguas Gaseosas y Cervezas. Lo mismo hizo anoche el presidente de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Bebidas (CEDAB), Juan Aguilar, quien aseguró, en un comunicado de prensa, que “no existen motivos que signifiquen reclamos de bono o de remuneración extraordinaria ni sabemos que exista tal pedido”.

El secretario gremial de Camioneros dijo que los trabajadores de esta rama tienen contemplado en el convenio un plus por productividad, que les permite ganar más si hay mayores recargas de los camiones, y destacó que “con la pandemia se vendió más y se ganó más”.

“Muchas empresas están dando a los trabajadores un bono interno o mercadería, como los supermercados, por ejemplo, donde la gente gana más pero porque se están quedando a hacer horas extras -agregó-. Y así como hay empresas donde está todo paralizado, como las de camiones que trasladan a los autos, otras están vendiendo más que durante las fiestas, como Coca Cola o Quilmes”.

El dirigente sostuvo, de todas formas, que los camioneros deberán cobrar con los sueldos de abril un 10% de aumento que fue acordado en las últimas negociaciones paritarias. En febrero último, el sindicato cerró la paritaria de 2019 con un 26,5% de incremento hasta junio que se pagará en dos tramos, un 16,5% a liquidar en febrero y otro 10% en abril. En un año, la mejora será del 49,5%.

Admitió que el sindicato pidió que los empresarios se hagan cargo del lavado de la ropa de los choferes de camiones: “La pandemia te obliga a lavar la ropa todos los días y los empresarios dicen que no pueden hacerse cargo de ese costo. No estamos metiendo presión porque conocemos la realidad económica y somos conscientes de que tuvimos una paritaria y un bono. Pero llegado el momento lo vamos a seguir discutiendo porque hoy un recolector que se sube a un colectivo cuando se va a la casa puede infectar a cualquier solamente si lleva la misma ropa con la que trabajó”.

Según el sindicalista, las empresas provén a los camioneros los elementos de seguridad necesarios para sus tareas, como barbijo, guantes, copia y antiparras, además de alcohol en gel y agua en todos los vehículos. “Esa la exigencia que le pusimos a las empresas. Si no, no salíamos a trabajar”, dijo.

Acerca de si en su sector hay empresas con problemas para pagar los sueldos, Aparicio señaló que “las únicas son algunas cadenas de electrodomésticos que están fundidas o que están esperando algún crédito del Gobierno para cancelar los salarios”. De todas formas, afirmó: “Sabemos que hay empresas que están en una situación crítica, pero lo tendremos que analizar para ver qué hace el Estado para ayudarlas y para que no se sumen algunas que dicen estar mal pero están trabajando muy bien”.

Sostuvo, por otra parte, que “lo que sigue dando bronca es que a los camioneros que hacen viajes de larga distancia los siguen denigrando en el interior porque la gente tiene miedo y hay mala información”. Apenas comenzó la cuarentena, el 20 de marzo, los choferes comenzaron a tener inconvenientes en ciudades del interior cuyo acceso estaba bloqueado o en donde no los dejaban bajar de los camiones por temor a los contagios. Ante la amenaza del sindicato de disponer medidas de fuerza, el Gobierno promovió un acuerdo que se firmó el 25 de marzo por el cual los camioneros podían usar 260 estaciones de servicio de YPF en todo el país para asearse, comer o descansar.