CGT

La CGT Córdoba, más dura.

Con una postura más dura que la CGT Unificada nacional, la CGT Regional Córdoba, que preside el delasotista José Pihen, opinó que la reforma laboral que reclaman los empresarios y sus voceros y que promete el presidente Mauricio Macri, es la profundización de la de los años 90.


El sindicalista, que integra Unión por Córdoba como legislador provincial, dijo que la mejor confirmación la dio la semana pasada Domingo Cavallo diciendo que todos los hombres del equipo económico de Macri habían sido sus funcionarios en los 90.
Pihen sostuvo que la reforma laboral llevada adelante por el menemismo avanzó en la flexibilidad y en la precariedad laboral y dejó una herencia muy dura: los niveles de desocupación fueron los mas altos de la historia argentina.
Frente a esta amenaza, las Regionales de CGT de la provincia están desarrollando una campaña que incluye encuentros regionales, difusión y concientización de los delegados, relató el también titular del SEP.
Pihen consideró que el Gobierno intentará imponer la reforma por dos caminos: por ley del Congreso o a través de acuerdos con los gremios para introducir reformas en los convenios que expresen los contenidos de la reforma.