CGT

Pablo Moyano: "Unos queremos más plan de lucha, otros dar más tiempo al Gobierno"

Reacio a dar entrevistas, Pablo Moyano habló con Clarín en momentos de turbulencia sindical. Piensa que es clave que el "movimiento obrero deje de ser un factor de presión

para pasar a ser un factor de decisión" consiguiendo bancas en el Congreso. Desafió al triunvirato de mando cegetista porque sostiene la postura del endurecimiento: considera que la CGT debe estar a la altura de las circunstancias "porque el Gobierno viene por los convenios".
La entrevista se realizó en el despacho que tiene asignado en la CGT en su calidad de secretario gremial que, por cierto, es despojado. Fueron testigos de la charla una foto de Juan D. Perón, otra de Evita y una bandera argentina.
- El 29 de abril de 2016 hubo un acto conjunto de las CTA y las tres vertientes de la CGT y este año habrá cinco actos por el Día del Trabajador, ¿qué pasó en el medio?
- Lamentablemente pasaron 12 años del gobierno anterior que fue el responsable de atomizar el movimiento obrero y de dividir a la sociedad. Luego ganó Macri y vino la unidad gremial frente a un gobierno que va por nuestros derechos. Sí quedó demostrado que la CGT es la única que puede parar un país.
- Sin embargo Macri estará en el acto de Venegas...
- Es un acto de Gobierno y lamentablemente algunos dirigentes se sienten representados por un Presidente que lleva adelante estas políticas económicas contra el movimiento obrero. Es doloroso que lleven a sus trabajadores a aplaudirlo.
- ¿Cómo está la CGT luego del pase de facturas del jueves pasado?
- Venimos de tres sectores diferentes y como en todas las familias hay discusiones. Unos queremos que más plan de lucha, que se siga profundizando; otros quieren darle un tiempo más al Gobierno que tiene como objetivo deslegitimar a la CGT convocando por sectores.
- ¿Cuánto melló al triunvirato las rencillas internas? ¿Aguanta hasta el final del mandato en 2019?
- Vamos a hacer todo lo posible para eso pero se aceleran tanto los tiempos con tantas medidas del Gobierno en contra de los trabajadores por lo que creo que se vienen momentos de pelea y duros por lo que la CGT debe estar a la altura de las circunstancias. De estar en la calle y seguir peleando porque vienen por los convenios.
- ¿Cuándo Macri habla de mafias sumado a las denuncias que hay de empresarios contra su gremio por los aprietes por los encuadres sindicales, ¿se siente alcanzado?
- El General decía que hay críticas que honran. Si me critica el Presidente me siento honrado, peor si me critica un trabajador. Fijate: tenemos los Panamá Papers y el Correo que involucran directamente al Presidente. También el caso de Michetti con el dinero que no pudo justificar y algo parecido pasó con Arribas de la SIDE. Primero se deben mirar al espejo para hablar de las mafias en los gremios. El desastre del 2001, el default, la pobreza, el caso con la educación y la inflación la generaron los políticos y no los sindicatos. Nosotros tendríamos que dejar de ser un factor de presión para ser un factor de poder teniendo una base de diputados y senadores.
- Empresarios vinculados al petróleo saludan lo hecho por Pereyra en Vaca Muerta y se quejan de los sueldos de $80.000 que cobran los camioneros. Dicen que esos valores se fijaron con un barril a 150 dólares y hoy está a 40. ¿Qué opina?
- A mí no me importa, hoy vos entrás al ministerio de Trabajo y es una oficina de la UIA: a los trabajadores, nada, y a los empresarios, todo. Por eso digo que se viene una confrontación importante.
- Hablando de sueldos, ¿va a pedir 20% como quiere el Gobierno?
- Antes que Hugo o yo firmemos una baja salarial o una flexibilización salarial, me corto las manos. Vamos a pedir entre un 30 y un 34 por ciento. Y lo vamos a conseguir.

nota: Clarin