Sancor: Moyano ratificó un paro y la semana próxima los camioneros marchan a Plaza de Mayo

Los trabajadores de la rama lácteos del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), que lideran Hugo y Pablo Moyano, ratificaron esta tarde "la huelga general nacional"

en la totalidad de las plantas de la empresa cooperativa SanCor, en demanda de "su inmediata reactivación y la preservación de la totalidad de las fuentes de trabajo".
Luego del fracaso esta tarde de una nueva audiencia de partes en la sede laboral de la Avenida Callao al 100, Moyano (h) -secretario nacional adjunto de camioneros- ratificó la huelga general de la rama lácteos en todo el país y adelantó que la semana próxima el gremio realizará "una movilización y acampe en la Plaza de Mayo".
"La movilización y acampe se realizarán la semana próxima de forma sorpresiva para evitar que el gobierno conozca de antemano la fecha y ordene a las fuerzas de seguridad cercar el lugar", dijo.
El gremialista encabezará desde las 8 de mañana en la planta que SanCor tiene sobre la Panamericana "una masiva asamblea general de trabajadores de la rama lácteos" para decidir "acciones".
El dirigente sindical, también secretario Gremial de la CGT, denunció hoy ante la prensa luego del frustrado encuentro en Trabajo que la firma comenzó a despedir en las plantas de Tucumán, Entre Rí?s y Córdoba y que "la semana próxima se iniciarán en la de Buenos Aires", por lo que anunció la movilización y acampe.
"Se procura instalar desde el gobierno el discurso de la inviabilidad y de la crisis terminal de SanCor, luego de ochenta años de actividad en el país. Hay una clara maniobra del oficialismo, que se niega a otorgar una ayuda económica a la compañía, para que cierre y así poder entregarla a algún inversor amigo. De esa forma, están en riesgo entre dos y tres mil puestos de trabajo ante la irresponsabilidad y falta de seriedad", dijo.
Moyano (h), quien fue acompañado en la audiencia por el secretario Gremial e Interior del sindicato, Marcelo Aparicio, comparó la situación de SanCor con la que en su momento atravesó la avícola Cresta Roja, en "la que quedaron finalmente en la calle mil trabajadores", señaló, y sostuvo que los camioneros -a diferencia de los lecheros enrolados en ATILRA- continuarán la huelga.
"Mientras existe la posibilidad de miles de despidos, el gobierno está preocupado por determinar quién se vistió mejor hoy en Estados Unidos: si la mujer de Donald Trump o la de Mauricio Macri. En tanto, los trabajadores de SanCor no cobran desde hace dos meses, no cumplen tareas y ya comenzaron los despidos", dijo.
Moyano (h) puntualizó que "el gobierno no quiere ayudar a la cooperativa, pero sí condonó la deuda del Correo Argentino y la de sus amigos y concedió a sus parientes la obra pública", apuntó.
También rechazó la posibilidad de que se indemnice al personal y exigió exclusivamente "trabajo"; subrayó que "el único sector que respalda al gobierno es el empresarial" y añadió que a diario "se producen centenares de conflictos a partir de estas políticas".
"Es un gobierno para ricos. Macri fue a Estados Unidos a rendirse de forma total. Logró que ciertos grupos de ese país inviertan en Vaca Muerta, luego de que el gremio petrolero accedió de manera insólita a firmar una rebaja del convenio salarial. A partir de ahora la Argentina sufrirá el robo de todo su petróleo", aseveró.
Moyano (h) adelantó que de no haber soluciones en SanCor podrían paralizarse las actividades en la totalidad de las empresas lácteas y, al ser consultado sobre la firma de correos OCA, negó que la administre su padre o el propio sindicato camionero.
"OCA es administrada por un gerente general y no por el gremio o los Moyano, a quienes en su momento acusaron de ser dueños de Covelia (firma de recolección de residuos) y, ahora, de OCA. Es mentira. El sindicato sólo controla que el dinero que en su momento prestó a la compañía sea manejado de forma correcta para abonar los salarios. La AFIP debe otorgarle un plan de pago para que achique la deuda con ese organismo recaudador. Pero ocurrirá lo de SanCor. OCA será asfixiada para que otro grupo extranjero amigo del gobierno se haga cargo y despida a miles", puntualizó.
Los camioneros de la rama lácteos de SanCor habían paralizado las tareas durante 24 horas el lunes último en todo el país y, esta tarde, decidieron continuar las protestas nacionales "en rechazo del ajuste sobre los trabajadores y el intento de vaciamiento".
A principios de marzo último realizaron una medida de fuerza frente a las puertas del establecimiento de Don Torcuato, que incluyó el corte total de la Panamericana, "en defensa de 300 puestos laborales en esa planta y el pago de salarios de febrero".
A diferencia de los camioneros, los operarios agrupados en la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA), que lidera Héctor Ponce, no determinaron aún protestas y, en cambio, acordaron una reducción salarial del 15 por ciento, lo que fue rechazado por los trabajadores del sector, que esta tarde se manifestaron en apoyo de la marcha camionera en Trabajo.
Los camioneros cortaron hoy varios carriles sobre la Avenida Callao, lo que produjo inconvenientes de tránsito en la zona.
SanCor es una cooperativa que integran 1.500 productores y, aunque tiene una deuda de 280 millones de dólares con varios fondos de inversión, el BICE y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Moyano (h) aseguró que su reactivación y la preservación de todos los empleos es "absolutamente factible".