Unidad en la CGT local: Será el espacio gremial de mayor potencia

Mar del Plata - Después de una división que duró casi dos años, el jueves próximo la regional Mar del Plata de la Confederación General del Trabajo (CGT) espera concretar su unidad. Ese día, los dirigentes gremiales votarán la nueva conducción de la central obrera en elecciones con lista única.

Entusiasmado ante el desafío de nuclear a los representantes de los trabajadores en la ciudad con más desempleo del país, el bancario Miguel Guglielmotti, que encabeza la nómina, anticipó este jueves a LA CAPITAL que la CGT se va a transformar en el espacio gremial de mayor potencia en la ciudad.
El dirigente contó que la lista presentada ante la junta electoral el martes fue avalada por 54 organizaciones gremiales. La secretaria adjunta será Adriana Donzelli, del Sindicato de Docentes Particulares (Sadop).
Verdaderamente estamos muy conformes con la unidad que se ha construido y que tiene un anclaje muy concreto, fundamentalmente en lo local, dijo Guglielmotti. Una vez que hayamos asumido vamos a marcar una agenda de trabajo y a comenzar a fijar políticas para el desenvolvimiento de la regional Mar del Plata, acotó.
El secretario general de La Bancaria en Mar del Plata espera que el jueves que viene, entre las 18 y las 20, la Lista Unidad sea ratificada por los dirigentes gremiales en las elecciones que se realizarán en la sede local de la central (Catamarca 2124).
Hemos hecho una unidad muy interesante, con gremios que responden a todos los sectores de la economía de Mar del Plata: están los gremios del puerto, los de la industria, los de servicios, resumió Guglielmotti.
Según indicó, la lista fue respaldada por los dos sectores que estaban en pugna: el liderado por Sergio Medina (UTA) y el de Jorge Váttimo (Correos). Pero aclaró que la nómina completa de gremios se va a dar a conocer a partir de la semana que viene.
El bancario resaltó que las coincidencias locales se dan independientemente de lo que pase a nivel nacional. Indudablemente, estamos frente a políticas que son contrarias a los intereses de los trabajadores y esta unidad va a significar mucho en esta ciudad, destacó.
La fractura de la CGT regional quedó en evidencia en mayo de 2016, cuando renunció Pedro Fernández (UTA) al cargo de secretario general. En ese momento, el adjunto, Váttimo, con el respaldo de la comisión directiva, aseguró que quedaba a cargo hasta que se realizaran elecciones. Pero Medina, con el apoyo de sindicatos de peso (como la Uocra, camioneros y gastronómicos), se quedó con la sede y fue ungido secretario general.
Lamentablemente, fue una división que pasó hace dos años. Se han limado esas asperezas, mencionó Guglielmotti. Creo que los gremios de Mar del Plata, de cara a los trabajadores y a la sociedad, teníamos la necesidad de juntarnos, agregó.
Motivos para estar juntos, a su entender, no faltan. Nuestra ciudad encabeza los índices de desocupación y tiene enormes problemas de trabajo no registrado, lamentó. Y resaltó la designación de una mujer como número dos: Que nos acompañe una mujer de secretaria adjunta va a propiciar diversas políticas de género.